Los fabricantes de coches y Apple, entre otros, no van a estar muy contentos al conocer los datos de este nuevo estudio. Asistentes de voz como Siri están inundando los salpicaderos de los automóviles con funciones integradas pero, según un informe del Instituto de Transportes de Texas (EE.UU.) y la Universidad A&M de Texas, utilizar asistentes de voz para dictar mensajes al móvil es igual de peligroso que manipular el teléfono para escribirlos directamente.

El estudio es uno de los primeros en comparar el impacto en la atención del conductor al escribir un mensaje por voz, frente a hacerlo de forma tradicional, manipulando el móvil con las manos. "En cada caso, los conductores tardaron el doble en reaccionar que si no estuvieran enviando un mensaje", ha explicado a Reuters Christine Yager, la responsable del estudio.

Advertisement

Las pruebas se realizaron midiendo las reacciones de 43 conductores en tres escenarios: sin utilizar ningún aparato electrónico, dictando un mensaje por voz móvil y escribiéndolo directamente en el smartphone. La opción de envío por voz de hecho llevó más tiempo de media que la tradicional por la necesidad de corregir los errores en el texto introducido.

"Cuando utilizas la voz todavía estás utilizando la mente para pensar qué es lo que quieres decir, y eso al final decrece tu tiempo de reacción al volante", asegura Yager.

El coche se está llenando de nueva tecnología y los asistentes de voz son sin duda una de las principales novedades. Fabricantes como BMW, Mercedes o GM, por ejemplo, ya han integrado Siri de Apple en varios de sus modelos, aunque todavía muchos están por llegar al mercado. El estudio de Texas no será el último en aparecer, habrá que ver si todos coinciden en las conclusiones. Por si acaso, mucho ojo al dictar al volante. [Reuters]