Hasta la fecha, el trabajo de Tom Wheeler al frente de la FCC no permitía albergar muchas esperanzas de que la Comisión Federal de Comunicaciones fuera a velar por la neutralidad en la red. El reciente discurso de Obama en defensa de este principio parece haber cambiado un poco las tornas, y la FCC ya ha anunciado un primer paso crucial.

Este paso no es otro que proponer que Internet sea considerado un servicio básico siguiendo la recomendación de Obama. A diferencia de la opinión del Presidente, que no es para nada vinculante, que sea Wheeler el que aboga por esta solución sí es importante, porque la FCC es el organismo que tiene el poder necesario (otorgado por el propio congreso estadounidense) para convertir Internet en un servicio básico bajo el amparo del título II del Acta de Telecomunicaciones de 1996. El propio director de la institución lo explicaba así en Twitter y en unas declaraciones a Wired.

Tom Wheeler reconoce que, hasta hace poco, creía que Internet podía seguir gestionándose de acuerdo a la sección 706 del Acta de Telecomunicaciones. Esta sección establece que los litigios por uso y gestión de la red pueden resolverse siguiendo un criterio comercial razonable. Lamentablemente, lo que hoy nos parece uso razonable, mañana puede acabar siendo la base legal para discriminar el tráfico en función del pago o para bloquear determinados contenidos atendiendo a criterios comerciables igualmente "razonables".

Advertisement

Meter Internet bajo el amparo político del Título II es un baño de agua fría para los intereses de muchas multinacionales de telecomunicaciones. Bajo este título se recogen los servicios considerados básicos para los ciudadanos. En términos prácticos, es la mejor noticia que podíamos oír sobre la neutralidad de la red. Estas son las palabras de Wheeler en Wired.

Internet debe ser un servicio equitativo, rápido y abierto. Este es el mensaje que he escuchado de consumidores e innovadores a lo largo y ancho de todo el país. Ese es el principio que ha hecho de Internet la plataforma de comunicación y libre expresión sin precedentes que es hoy. Por último, esa es la lección que aprendí dirigiendo una pequeña startup en los comienzos de la era de Internet. La propuesta que presento hoy a la Comisión se asegura de que Internet permanezca abierta, hoy, y en el futuro, para todos los ciudadanos estadounidenses.

Una de las novedades más interesantes sobre esta iniciativa es que la Wheeler también incluye las comunicaciones de Internet móvil en esta propuesta. Aunque no nos mencione a los ciudadanos del resto del planeta, que en Estados Unidos tomen esta decisión es realmente positivo también para nosotros. Esperemos que la propuesta llegue a buen término. [vía Wired]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)