Construyen el primer edificio cuya temperatura se regula con algas

Finalmente inauguran en Alemania el primer edificio con fachada bio-reactiva. Durante la Exposición Internacional de la Construcción en Hamburgo demostraron en un edificio el primer sistema de fachadas que emplea microalgas para dar sombra en verano y generar calor durante el invierno.

El edificio de 15 apartamento dispone de un sistema llamado Bio Intelligence Quotient (BIQ) House, diseñado para que la microalga en la fachada crezca bajo la luz solar directa.

En el interior de tanques de paredes delgadasy transparentes, las algas viven en una solución de agua que proporcionan nutrientes y el dióxido de carbono a a través de un sistema automatizado. Cada tanque se fija en las paredes exteriores del edificio de manera que puedan girar hacia el sol, de manera similar a al tecnología utilizada en los colectores solares.

Cuando el alga crece, sobre todo en verano proporciona sombra y un clima fresco. El exceso de calor captado se transfiere a tanques de agua salina debajo del edificio para su uso posterior. Cuando la alga crece a un nivel considerable, se procesa en una instalación dentro del edificio donde la biomasa de las algas secas se convierte en biogás que puede ser quemado para proporcionar calor en el invierno. Así, el edificio hace uso tanto de la energía solar térmica y geotérmica permitiendo que se calienta y se enfría sin utilizar combustibles fósiles.

El diseño y la construcción del BIQ House tomó tres años y un costo aproximado de 5 millones de euros (6.5 millones de dólares). Es uno de los 16 proyectos diseñados con el objetivo de demostrar las formas rentables de construir edificios bio-amigables. [Physorg]