Me divierte, Me gusta y Me encanta no deberían ser reacciones que nadie asocie con el fallecimiento de una persona, por muy sospechosa que resulte. Eso es precisamente lo que ha pasado hoy durante un Facebook Live emitido por el diario el Mundo. Surrealismo en estado puro.

Desde abril de este año, cuando un usuario de Facebook reacciona a un vídeo de Facebook Live, el emoji de su reacción aparece flotando sobreimpreso en el vídeo. Eso permite ver más o menos en tiempo real cómo está reaccionando el público al contenido.

A la vista del resultado de hoy, quizá Facebook debería plantearse facilitar una herramienta que desactive esta función. Quizá los medios también deberíamos plantearnos hasta qué punto es buena idea usar redes sociales para este tipo de contenidos. Finalmente, quizá las personas deberíamos reflexionar un poco sobre si un emoji es la mejor manera de reaccionar a ciertas noticias. No es de extrañar que muchos encuentran paralelismos con series como Black Mirror. [vía El Mundo]