Mientras en muchos países se celebraba la tradicional fiesta de los Reyes Magos, Corea del Norte ha querido contribuir con uno de sus tradicionales y funestos regalos al mundo. El régimen de Pionyang asegura haber detonado su primera bomba de hidrógeno, un peldaño más en la escalada nuclear del pequeño y aislado país asiático.

Los primeros indicios de la explosión los ha detectado el Departamento de Meteorología de Corea del Sur, que registró un seísmo artificial de magnitud 5.1 la noche del día 4. El terremoto tenía su epicentro en Punggye-ri, a 49 kilómetros de Kilju, la localidad donde Corea del Norte tiene su principal instalación para pruebas nucleares subterráneas.

Advertisement

Poco después, el Servicio Geológico de Estados Unidos confirmaba la localización y magnitud del seísmo artificial. Alrededor de las 22:30 de la noche en Nueva York (de madrugada en España) el régimen de Pionyang emitía un comunicado en el que aseguraba haber detonado su primera bomba de hidrógeno.

Sponsored

Vista aérea de las instalaciones nucleares de Corea del Norte en Kilju.Foto: Bloomberg

La bomba-H

No existe confirmación de que la detonación provenga realmente de una bomba de hidrógeno más allá de las palabras del régimen norcoreano, y los expertos en artefactos nucleares se han mostrado muy escépticos al respecto. Li Bin, especialista en armamento nuclear del Fondo Carnegie para la paz Internacional cree que se trata de una bomba nuclear potenciada pero duda de que se trate de una bomba de hidrógeno.

Lim Dae Sung, portavoz del Servicio de Inteligencia de Corea del Sur explicaba a Bloomberg que la prueba, de hecho, ha sido poco mayor que la efectuada por Pionyang en 2013, que produjo un terremoto de 4.9 puntos en la escala.

El escepticismo sobre si se trata o no de una bomba de hidrógeno procede del hecho de que este tipo de artefactos de fusión son mucho más complejos de fabricar que una bomba nuclear tradicional. La famosa Bomba del Zar detonada por la Unión Soviética en 1961 utilizaba esa tecnología y desencadenó la mayor explosión nuclear de origen humano registrada en la historia.

Sea o no una bomba de hidrógeno, la detonación añade un extra de tensión en las relaciones diplomáticas de Corea del Norte con el resto del mundo. El país llevaba desde 2013 sin realizar pruebas nucleares y ni siquiera Kim Jong-Un había mencionado nada al respecto en su discurso de año nuevo. Se cree que la prueba es una nueva demostración de fuerza para tratar de fortalecer sus debilitados lazos con China. Lo que sí es probable que Kim Jong-Un logre es que Naciones Unidas redoble las sanciones contra su ya castigado país. [vía ABC, Bloomberg y The Guardian]

Actualización: Comunicado oficial de la televisión Norcoreana con el comunicado.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)