A pesar de ser el país más hermético del mundo, Corea del Norte es un destino turístico de moda. No es un viaje fácil: tienes que ir con guía, no puedes moverte libremente, no puedes usar tarjetas de crédito ni hacer cualquier foto. Y a partir de ahora, más te vale no tener nada raro en el historial del navegador.

En 2013, con el despertar del turismo en Pyongyang, el gobierno de Corea del Norte empezó a permitir a los turistas que accedieran al país con sus teléfonos móviles. Últimamente, sin embargo, las libertades retroceden. Según cuenta la agencia AP, las fotos desde el avión están prohibidas (te obligan a borrarlas si se te olvida) y, una vez en tierra, es habitual que los funcionarios revisen a fondo los libros que llevas encima.

Pero hay otra imagen que se ve cada vez más en el aeropuerto de Pyongyang: funcionarios de aduanas encendiendo ordenadores portátiles y escudriñando concienzudamente lo que contienen, hasta el punto de mirar las cookies y el historial de páginas webs que has visitado recientemente. También miran en memorias USB, CDs, DVDs y, por supuesto, smartphones y tabletas. Cualquier dispositivo electrónico, en general.

Está vetado, por ejemplo, que tengas material en favor de Corea del Sur y libros religiosos como la Biblia. También hay delitos más difíciles de prever, como desfigurar la imagen de Kim Jong-un arrugando un periódico. Saltarse las normas no es moco de pavo, corres el riesgo de ser detenido (especialmente si viajas desde los Estados Unidos).

A pesar de todo, la ambigua República Popular Democrática de Corea está haciendo esfuerzos importantes para incrementar el turismo. La mayor atracción para esta temporada de invierno es la recién inaugurada estación de esquí de la ciudad de Wonsan, un resort de lujo. También ofrecen viajes en helicóptero sobre Pyongyang y surf en la costa oriental del país.

Advertisement

Advertisement

Todo bajo un planning encorsetado y una vigilancia extrema, como de costumbre. Los turistas no gozan de demasiada libertad en Corea del Norte, como les pasa a las 24 millones de personas que viven allí. [AP]

Imágenes: Koryo Tours, AP.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)