Chicos, tengo buenas noticias. Al parecer, Corea del Norte ha abandonado sus planes de desarrollar misiles balísticos intercontinentales con ojivas nucleares y en su lugar está desafiando a los Estados Unidos a un concurso de baile. Al menos esa es mi lectura de su último video de propaganda.

La agencia estatal de noticias norcoreana DPRK Today ha publicado un nuevo video que muestra a varios hombres vestidos con uniforme militar bailar con alegría. Y aunque no inviten explícitamente a los Estados Unidos a una competición de baile, espero que los dos países puedan dejar a un lado sus diferencias y resolver esto con algunos movimientos sobre el escenario en lugar de armas nucleares.

El video va saltando entre imágenes de tropas norcoreanas que portan armas muy intimidantes y los hombres que bailan una coreografía algo menos intimidante. Los videos de propaganda anteriores nos habían mostrado una destrucción simulada de San Francisco y Guam.

A ver, sí que vemos algunas explosiones, pero también las vimos en Transformers y no hemos amenazado a Michael Bay con una guerra nuclear. Que yo sepa.

Si Estados Unidos quiere competir con un baile como ese, va a tener que subir de nivel. Los videos de propaganda lanzados por el régimen de Trump en los últimos meses apenas han contenido bailes, aunque muchas veces Trump ha estado claramente inspirado por el estilo sobreactuado de Kim Jong-un.

Advertisement

En serio, echa un vistazo a este video producido por el régimen de Trump después de la cumbre del G20 en Hamburgo, Alemania. Una conferencia en la que el presidente de Estados Unidos fue visto aislado de la comunidad internacional y recibió burlas por dejar a su hija sustituirlo en reuniones de alto nivel.

Eso sí que es propaganda, pero no nos va a llevar a ninguna parte sin grandes bailarines. Los norcoreanos no están jugando.

Advertisement

Si Estados Unidos y Corea del Norte van a arreglar sus problemas pacíficamente, es mejor que lo hagan cuanto antes. El tiempo parece estar agotándose mientras las dos partes realizan pruebas de misiles a una escala cada vez más peligrosa.

No le quedan muchas opciones a los Estados Unidos ahora mismo, pero al menos con un baile no habría ninguna posibilidad de causar accidentalmente la Tercera Guerra Mundial. Y no se equivoquen: la WWIII es precisamente de lo que estamos hablando cuando hablamos de opciones militares en la península coreana. Hasta Steve Bannon lo sabe.

Y si no hay desafío de baile, al menos Corea del Norte le ha dado a Hollywood una idea para la última entrega de la franquicia Step Up . Eo es probablemente mejor que el apocalipsis nuclear. ¿No?