Corea del Norte ha decidido tomar medidas contra el sarcasmo a medida que proliferan entre los norcoreanos frases como “todo esto es culpa de Estados Unidos”. De acuerdo con la prensa asiática, varios oficiales calificaron las burlas contra el régimen como inaceptables y aseguraron que “no serán perdonadas”.

Para hacer llegar el mensaje a los ciudadanos, el partido único organizó unas reuniones masivas a nivel local en las que funcionarios del gobierno pidieron a los residentes mantener la boca cerrada para no sufrir “acciones hostiles”. Una de estas reuniones tuvo lugar en la provincia de Chagang a finales de agosto. Allí uno de los oficiales dijo que las expresiones sarcásticas, como “todo esto es culpa de Estados Unidos”, constituyen una crítica inaceptable contra el régimen.

Advertisement

“La costumbre de las autoridades centrales de culpar al país equivocado cuando la causa del problema subyace obviamente en otra parte ha llevado a los ciudadanos a burlarse del partido”, explicó una fuente anónima. Otra de las expresiones que han surgido en el contexto de una conversación privada ataca directamente a Kim Jong-un: “un tonto que no puede ver el mundo exterior”, en referencia a las medidas aislacionistas del líder supremo de Corea del Norte.

Los medios regionales han informado además de un aumento de los actos públicos de disidencia. Durante las últimas semanas han aparecido grafitis que se burlan del gobierno y de Kim Jong-un. Así están las cosas, y así pretenden solucionarlo: prohibiendo el sarcasmo. [Radio Free Asia vía The Independent]

Sponsored

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.