Sabemos por experiencia que cortar un dispositivo electrónico con ayuda de un sistema de corte por agua a alta presión no es lo más indicado si queremos que el dispositivo siga funcionando. A menos, por supuesto, que sea la Nintendo Switch, la nueva Chuck Norris de las consolas.

Waterjet Channel es uno de esos canales de YouTube que destroza cosas solo por el placer de hacerlo, y quizá también para satisfacer la curiosidad morbosa de saber que pasa en el proceso. En este caso, la herramienta con la que someten objetos a sus pruebas es un cabezal de corte por agua a una presión de hasta 60.000 PSI. En honor a la Nintendo Switch y a la trifuerza de Zelda, el duo que presenta el canal decidió cortar una sección triangular de la consola con esta funcionando.

El resultado es del todo inesperado. La pantalla, obviamente, va perdiendo su función a medida que la electrónica se llena de agua, pero no solo sigue encendida, sino que aún muestra imágenes en movimiento del juego. Después de un minuto y 18 segundos de tortura, la Switch por fin exhala su último aliento cuando la sección triangular se desprende. Puede que la nueva consola de Nintendo tenga muchos fallos de diseño, pero hay que concederle que es mucho más resistente de lo que parece a primera vista. [vía Waterjet Channel ]

Advertisement