Illustration by: Angelica Alzona

Llega el último día en el trabajo antes de esas merecidas vacaciones. En las horas finales no puedes evitar hacer una lista de cosas imprescindibles que te quieres llevar. Cuando llegas a casa sólo tienes que hacer la maleta con lo apuntado y ya estás listo para disfrutar. ¿Seguro? Esta es una lista de “la otra lista de cosas”.

Advertisement

En realidad hablamos de esas tareas sencillas y bastante rápidas de realizar que te pueden ayudar a evitar que cuando vuelvas a casa tu hogar sea un completo desastre. La mayoría son de sentido común, pero muchas de ellas las pasamos por alto sin darnos cuentas. Empezamos:

1. Apagar los dispositivos electrónicos de casa

Muchas veces es tan sencillo como desconectar la regleta que soporta los cinco o seis cables de los aparatos que hay en los cuartos. Si alguno de tus televisores, ordenadores o equipos de música están conectados directamente a la pared en lugar de a la regleta, lo mejor es que los desenchufes también por si ocurre cualquier sobrecarga de energía mientras estas ausente.

Advertisement

No sólo eso, desconectar la electrónica de casa también nos puede hacer ahorrar algo de dinero (generalmente no mucho) mientras no estamos.

2. El termostato

Termostato. Wikimedia Commons

Es posible que tengas un termostato programable en casa. En ese caso hay poco que decir, lo programas y listo. En el caso de que no sea así y sea manual vale la pena girarlo mientras no estemos para evitar el desperdicio de energía (más aún si son unas vacaciones largas). Sí, a cambio tendrás que lidiar con una temperatura que no estará perfecta cuando regreses, pero en la balanza creo que saldrás ganando.

3. Apagar el suministro de agua

Pixabay

¿Por qué? Muy sencillo. En unas vacaciones largas puede que se produzca una fuga, si esto pasa cuando no estamos a nuestro regreso la casa será un desastre. Lo cierto es que una fuga importante podría ser catastrófica si no hay nadie alrededor para tratar de lidiar con ella.

Sponsored

Si vives en una casa particular (no en un piso), lo ideal es cerrar la válvula en la línea de suministro principal que corta el agua a la casa pero que todavía permite que los aspersores exteriores funcionen (en el caso de que tengas jardín).

4. Luz con temporizadores

Pixabay

Este caso es único para vacaciones especialmente largas. Para hacer que nuestra casa parezca ocupada mientras no estamos y que sea un objetivo menos atractivo para los ladrones, podemos poner temporizadores en las luces en diferentes habitaciones de la casa. Los temporizadores encienden y apagan las luces en diferentes momentos de la noche como si alguien en la casa los estuviera activando con un interruptor.

5. La nevera

Wikimedia Commons

Por último está la temida nevera y esos alimentos que no debemos olvidar. Antes de unas vacaciones es el momento propicio para considerar apagarla dependiendo de lo antigua que sea (las más modernas no son necesarias). En cualquier caso también es conveniente revisar y tirar todos los ingredientes que se van a pudrir en nuestra ausencia.