Solo puede haber una cosa mejor que un GIF bien hecho: ese mismo GIF, hacia atrás. Eso es justo lo que puedes hacer en Reverse GIF: sube la URL de uno creado previamente, dale al clic y listo, ya puedes verlo igual, pero hacia atrás. Lo malo: no admite imágenes que sean mayores de 600 x 600. Por lo demás, realmente divertido.

¿Qué haríamos en Internet sin estas pequeñas creaciones?