¿Cómo sería tener el superpoder de congelar las cosas a voluntad, proyectando una corriente helada desde la palma de tu mano? En la saga de cómics y pelícilas X-Men el superhéroe Iceman puede hacer justamente esto, pero un inventor (un poco loco) de la vida real se ha propuesto a tener esta habilidad, y lo ha logrado.

O al menos hasta cierto punto. El responsable de esta maravilla de la ingeniería (o locura) es, cómo no, el científico loco de YouTube, Colin Furze. Él está obsesionado con imitar las habilidades de algunos de los X-Men en la vida real, y su próxima meta fue congelar las cosas como lo hace Bobby Drake.

Advertisement

Advertisement

El resultado ha sido impresionante, aunque lamentablemente no puede crear pistas de hielo para desplazarse por los cielos patinando.

Para lograr su extraña creación ha tenido que crear una mochila con mangueras que llevarían nitrógeno líquido hasta la palma de su mano, y lo dispararían a voluntad para así poder congelar cosas.

Este puede que sea uno de sus experimentos más extremos y disparatados, tomando en cuenta que podía terminar con la mano completamente congelada (e incluso perderla), pero al final el científico loco lo logró, y otra vez está un paso más cerca que nosotros de convertirse en un X-Men. [vía Colin Furze]

Así construyo el sistema de Iceman:


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.