Un equipo de investigadores y científicos de la Universidad de Harvard ha creado el primer órgano en un chip con sensores integrados usando impresión 3D. Se trata de un corazón en un chip que supone un primer paso hacia una verdadera alternativa a las pruebas en animales.

Los órganos en un chip no son nada nuevo y se están convirtiendo en una verdadera alternativa para probar tratamientos y tejidos sintéticos. A inicios de 2015 dos investigadores españoles lograron crear un bazo integrado en un chip usando esta tecnología (conocida por los expertos como “sistemas microfisiológicos”, o MPS por sus siglas en inglés). Pero ahora se trata de la primera vez que logran crear un dispositivo microfisiológico cardíaco con sensores integrados.

Advertisement

Advertisement

El equipo publicó su estudio en Nature y aseguran que efectivamente este órgano en un chip puede usarse para probar la eficacia de tejidos sintéticos sin necesidad de probar en animales. El dispositivo fue creado usando una técnica automatizada de impresión 3D de varios tipos de materiales. Los sensores podrán medir desde la fuerza de los músculos y tejidos hasta cómo responde a diferentes drogas. La idea de estos científicos es que mediante el desarrollo de dispositivos MPS se reduzca considerablemente las pruebas en animales en el futuro próximo. [Nature / Universidad de Harvard vía Engadget]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.