Hasta ahora, teníamos robots capaces de volar, de escalar paredes o de nadar. Científicos del departamento de robótica de la Universidad Carnegie Mellon son los responsables de añadir un nuevo truco a las capacidades de los robots del futuro: auto enterrarse hasta quedar completamente ocultos.

El robot en cuestión utiliza cuadro taladros de aspecto ominoso para enterrarse rápidamente en el suelo y utilizar el terreno extraído como cobertura. La rapidez con la que se esconde depende de la densidad del terreno. Después, estos mismos taladros le sirven de ruedas todoterreno y en el futuro... ¿Quien sabe? Un taladro parece una estupenda arma con la que iniciar el apocalipsis robot.

No es por nada, pero no se nos ocurre un buen uso para esta tecnología. Esconderse bajo tierra parece una estupenda manera de tender emboscadas al estilo de los Zerg en Starcraft. Los creadores de este pequeño horror mecánico dicen que es perfecto para tareas de vigilancia después de dejarlo caer desde un avión. [Digging Robots via IEEE Spectrum]