Ha sido el trabajo de más de 10 años de investigación, pero finalmente lo han conseguido. Un equipo de investigadores e ingenieros de la Universidad de Harvard y del Wyss Institute han logrado volar de forma controlada un diminuto robot-insecto del tamaño de una moneda. Lo puedes ver en el vídeo de arriba. Se llama RoboBee, tiene dos alas que se agitan de forma independiente 120 veces por segundo y es una auténtica joya de ingeniería.

El RoboBee es capaz de despegar y aterrizar verticalmente y de forma controlada. Es la primera vez que logran realizar un vuelo así, aunque el aparato aún necesita un pequeño cable para los controles y la electricidad. Sus dimensiones son mínimas: pesa solo 80 miligramos y tiene una envergadura de alas de 3 centímetros. Más o menos, del tamaño de una moneda.

Crean un diminuto robot-insecto que vuela a la perfecciónS

"Esto es en lo que hemos estado trabajando literalmente en los últimos 12 años", asegura Robert J. Wood, profesor de Harvard y uno de los responsables del proyecto. El vuelo lo han realizado en un laboratorio, en un entorno controlado, por lo que ahora uno de los próximos retos será hacerlo volar en condiciones naturales con aire y otros obstáculos.

Los investigadores realizaron 20 prototipos del robot solo en los últimos 6 meses. El próximo paso será también pensar en aplicaciones directas. Según sus creadores, tendrá muchas, entre ellas, investigación del medio ambiente, operaciones de búsqueda y rescate o asistencia en tareas de polinización en agricultura. Fascinante. [Harvard]