Todos hemos soñado en algún momento con que el hoverboard de la película Regreso al Futuro se hiciera realidad. Ahora, gracias a una compañía llamada Hendo podrías tener algo parecido en tus manos. Eso sí, para ello necesitas 10.000 dólares y una enorme superficie de metal sobre la que hacerlo flotar. Que no es poco.

Hendo llega a Kickstarter con el objetivo de recaudar 250.000 dólares para el desarrollo de una tecnología que hasta ahora solo habíamos visto en virales de broma. El dispositivo funciona mediante un concepto que sus creadores llaman arquitectura de campos magnéticos, muy similar al método que usan los trenes de levitación magnética que ya conocemos. Según Greg Henderson, líder del proyecto, tomaron los campos magnéticos de diversos imanes y los unieron para aumentar su fuerza, y así levantar objetos del suelo sobre una plataforma de cobre.

La versión simplificada se presenta en una caja llamada Whitebox+ que se puede controlar con un smartphone. Además, su SDK estará disponible para que los desarrolladores creen sus propias aplicaciones. El centro del proyecto y objetivo de Hendersones llevar esta tecnología a otro tipo de situaciones. Afirma que podría usarse, por ejemplo, para reducir los efectos de ciertos desastres naturales si se instala en los cimientos de los edificios. De esta manera, al producirse un terremoto, el edificio entero podría levitar sin sufrir daño alguno. Esa es la teoría.

Obviamente, la tecnología detrás de Hendo está todavía en desarrollo, y aún faltan algunos años para que pueda aplicarse de esta manera. Si es que llega a algo. El hoverboard es solo un ejemplo conceptual de lo que podría hacerse con este sistema. Solo funciona sobre una superficie de cobre, y necesita empuje para moverse. Además, es muy inestable, no cuenta con un control preciso de dirección que permita al usuario moverse hacia donde quiera. Simplemente flota. Y la batería dura solo unos minutos.

Advertisement

A pesar de esto, Hendersonafirma que los parques temáticos de hoverboards son una opción muy real en camino. Algo como esto:

Soñar es gratis. Necesario e importante, pero gratis, y lo malo de la idea es que de momento este hoverboard no parece ir más allá. Tal vez la aplicación a edificios, arquitectura y soluciones de seguridad pueda ser una vía de comercializarlo en un futuro, aunque a los precios actuales, complicado. Veremos si logra financiarse con éxito en Kickstarter. [vía Kickstarter y Sploid]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)