Generalmente, que un disco de memoria en estado sólido o SSD destruya nuestros archivos al cabo de un tiempo no es buena cosa, pero en este caso es distinto. Investigadores de la Universidad Chuo, en Japón, han creado un SSD que corrompe automáticamente archivos después del plazo que le marquemos.

La gracia del asunto es que no todo el contenido del SSD se borra al cabo de ese plazo, sino solo los archivos que nosotros marquemos para su destrucción, y cada uno puede desaparecer en un plazo distinto.

Advertisement

El objetivo de este SSD no es otro que velar por la seguridad y la privacidad de lo que guardemos en él de un modo bastante radical y definitivo. Su funcionamiento, curiosamente, es bastante más sencillo de lo que parece. Los sistemas de almacenamiento en SSD sufren errores constantemente, pero esos errores son fácilmente predecibles mediante sistemas de detección y corrección.

Lo que ha hecho el equipo del profesor Ken Takeuchiis ha sido trabajar a la inversa, introduciendo a propósito errores de escritura en los archivos destinados a su desaparición. Esos errores hacen que, con el tiempo, el archivo se degrade hasta quedar completamente irreconocible. Con un disco así, para borrar archivos comprometidos solo necesitamos dejar pasar el tiempo. [vía Nikkei Technology]

Foto de portada: OliverSved / Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)