La Universidad de Georgia Tech (EE.UU.) lleva desde el 2005 trabajando en una idea: crear sillas de ruedas controladas por la lengua que mejoren la calidad de vida de discapacitados tetrapléjicos (sin movilidad en las extremidades superiores e inferiores). Ahora han logrado crear un nuevo sistema que aseguran es tres veces más rápido (e intuitivo) que modelos convencionales de sillas de ruedas.

El sistema consiste en un pequeño piercing magnético en la lengua y unos cascos que leen los movimientos dentro de la boca. Tras repetidas pruebas, los pacientes han logrado manejar la silla de ruedas hasta tres veces mas rápido comparado con un modelo concreto de silla manejada mediante un tubo a través del cual se sopla y aspira.

Advertisement

Hay otros tipos de sillas pensadas para tetrapléjicos, que funcionan con movimientos de la cabeza, por ejemplo. Sin embargo, los investigadores de Georgia Tech asegura que la posibilidad de mover la silla con un dispositivo escondido en la boca, sin que nadie vea cómo lo manejas, es otro gran beneficio psicológico para el paciente. Los resultados de sus pruebas se han publicado esta semana en Science.

Aunque exitoso, de momento se trata solo de una idea en fase de desarrollo y experimentación en laboratorio. Maysam Ghovanloo, investigador responsable del proyecto, cree que con la ayuda de las compañías aseguradoras esta tecnología podría estar lista y ser asequible en precio en 2015. [Georeia Tech vía Engadget]

Fotos y vídeo: Georgia Tech