Cada uno tiene sus trucos en el arte de desempañar los cristales del coche durante una fría mañana de invierno. ¿Poner el desempañador con las ventanas abiertas? ¿Cambiar el aire acondicionado a frío en lugar de caliente? Para decidir cuál es la manera más rápida de conseguirlo debemos usar el método científico.

Pero no, no hace falta que lo averigüemos por nuestra cuenta. Para eso está el ingeniero de la NASA Mark Rober, que tiene su propio canal de YouTube. Tras razonar un poco y probar varias combinaciones, Mark descubrió una manera de deshacerse del vaho del parabrisas en la mitad de tiempo que empleamos con normalidad. Estos son los pasos a seguir:

Advertisement

  1. Poner la calefacción al máximo
  2. Encender el botón de aire acondiconado
  3. Apagar el botón de recirculación del aire
  4. Abrir las ventanas, pero sólo una rendija

Para entender este método, tenemos que saber algunas cosas. Por ejemplo, que el vaho es en realidad un montón de pequeñas gotas de agua en condensación: el vapor ha pasado a estado líquido porque a bajas temperaturas el aire puede contener menos agua que con temperaturas altas. La razón científica por la que esto ocurre es porque, cuanto mayor es la temperatura, más energéticas son las moléculas de agua y más fácil es que abandonen el estado líquido.

Sponsored

Visto de un modo simplificado, el aire caliente puede contener más vapor de agua que el aire frío. Sabiendo esto, es fácil entender que lo primero que necesitamos es calentar la temperatura del coche con la calefacción. Encender al aire acondicionado ayuda a extraer la humedad del coche al mover el aire por el circuito. Apagar la recirculación introduce nuevo aire en el coche, lo que aumenta la capacidad de contener vapor. Y por último, abrir las ventanas ayuda a mezclar el aire húmedo del interior con el aire seco de fuera. [Mark Rober]

Imagen: jessicahyde / Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)