Foto: Equals

Imagina un mundo en el que no existieran enfermedades de ningún tipo. Un mundo en el que nuestro organismo no se deteriore con el paso del tiempo y no exista el cáncer o los ataques al corazón. ¿Cuál sería la esperanza de vida media? Esta ingeniosa simulación lo calcula: 8.938 años.

Vaya por delante que, desafortunadamente, este es solo un ejercicio estadístico a título de curiosidad. Lo que han hecho en Polstats es crear una simulación sobre esperanza de vida en la que solo se tienen en cuenta las muertes debido a causas artificiales. La simulación (a la que se puede acceder aquí) contempla una lista bastante completa de desgracias del mundo actual que incluyen caerse por una escalera, ahogarse, morir en un accidente de coche de avión, o que alguien sencillamente nos dispare.

Después han aplicado esa simulación a una muestra de individuos (a alegir entre 50 y 500) técnicamente inmortales, o sea, que no mueren de forma natural. La primera muerte del grupo sucede después de unos 160 años debido a un accidente de automóvil. Después de 1.330 años aún queda viva el 80% de la población, y la mayoría de muertes son en accidentes de tráfico, seguidas de asesinatos.

Advertisement

Tenemos que esperar la friolera de 5.000 años para que la mitad de la población de ese grupo imaginario muera. No está mal comparado con los 78 años de esperanza de vida que hay actualmente en Estados Unidos. La técnica y los datos usados para el gráfico (provenientes del Insurance Information Institute) no se diferencian de los que los estudios más serios usan para averiguar la incidencia en la esperanza de vida de ciertos tipos de accidente, un dato muy útil para las compañías de seguros. La única moraleja de la historia es que si algún día logramos curar todas las enfermedades, es buena idea que nos alejemos de los coches. [Polstats vía Reddit y Motherboard]