¿Cómo cambian los hábitos de una persona cuando vive una ruptura sentimental? ¿Hace más ejercicio que antes? ¿Sale más o menos? ¿Va más de compras? ¿Duerme mejor o peor? Eso es justo lo que una mujer (anónima) ha tratado de medir tras su divorcio. Ahora, ha ordenado y publicado todos esos datos en curiosas visualizaciones a modo de ejercicio con el que espera superar mejor el mal trago.

La página, un Tumblr, se llama Quantified Breakup. Está en inglés, pero es una idea bastante ingeniosa para "racionalizar" la amarga experiencia de un divorcio. La persona ha ido anotando incansablemente diferentes aspectos de su vida desde la fecha de la ruptura sentimental a principios de agosto: número de llamadas, emails, extractos bancarios, número de veces que llora en público, rastros de ubicación de su GPS en el móvil... Todo eso lo ha ido representando en gráficos. Como ella explica, una forma de intentar superarlo:

Divorciarse es difícil. Traducir este proceso a números, imágenes y visualizaciones de datos ayuda. Me despierta de esos momentos agotadores de tristeza y me ayuda a comprender cómo, tal vez a medida que pase el tiempo, las cosas irán bien en el largo plazo (¡mirando tendencias positivas en los datos!). Espero que esto te puedan ayudar también.

Triste e inteligente a la vez. Puedes ver la página por aquí. Arriba muestra las veces que ha llorado en público, y la intensidad de ese llanto o tristeza.

Debajo, las horas de sueño frente a las que pasa despierta:

Los lugares donde ha hecho ejercicio:

Las cosas que ha comprado tras el divorcio, ordenadas por utilidad, precio y tipo de objeto (ropa, decoración para casa, entretenimiento o compras aleatorias e impulsivas):

Romper con tu pareja, visto así, parece un poco menos traumático. [Quantified Breakup vía Flowing Data]