Josef Toedtling es un especialista en escenas de riesgo que ha trabajado en 49 películas. Su especialidad es el fuego, y de hecho ostenta un récord poco común, el de mayor tiempo con el cuerpo completamente en llamas y sin oxígeno: 5 minutos y 41 segundos.

Obviamente, no es que Toedtling se eche gasolina por encima alegremente y se prenda fuego. El especialista lleva ropa ingnífuga (hasta cierto punto) y recubre las partes descubiertas de su cuerpo con un gel que limita el efecto del calor y evita que el fuego actúe sobre su piel desde el primer momento. A pesar de estas precauciones, prenderse fuego es un juego peligroso en el que Toedtling ha sufrido quemaduras leves en varias ocasiones.

El especialista explica que estar en llamas es una sensación rara. Puedes ver el fuego y oler el humo, pero no empiezas a sentir calor hasta al cabo de unos segundos. Entonces hay que empezar a moverse para que la dirección de las llamas cambie y no incida mucho tiempo sobre la misma zona. En esos momentos su integridad depende del equipo de especialistas encargados de sofocar las llamas en cuanto se lance al suelo.

Toedtling tiene dos récords mundiales más que son realmente extraños. El primero es ser la persona que más distancia ha recorrido siendo arrastrado por un caballo mientras su cuerpo estaba en llamas (500 metros). El segundo es la mayor distancia recorrida siendo arrastrado por un vehículo de motor (582 metros) también estando en llamas. Cuando no está trabajando para alguna película, esta antorcha humana se dedica a hacer demostraciones de seguridad para bomberos. [YouTube vía Laughing Squid]

Advertisement

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.