El tanque más grande del mundo actualmente en servicio es el M1 Abrams, un monstruo de 60 toneladas y 9,78 metros de largo. El Abrams necesita de cuatro hombres para funcionar, pero su tamaño no es nada comparado con otros cuatro tanques tan enormes que nunca llegaron a prestar servicio.

RealLifeLore repasa esas cuatro máquinas de guerra y al propio M1 Abrams en un interesante vídeo en el que ofrece algunas de sus características técnicas. Son estas:

Foto: WW2 Live

FCM Char 2C

Un tanque francés diseñado en 1917. Solo se construyeron 10 unidades, pero pesaba 69 toneladas y media 10,27 metros de largo y tres de ancho. Su tripulación era de seis personas.

Foto: Wikipedia

K Wagen

Aún más grande que el tanque francés era el K Wagen alemán. Solo se fabrió una unidad, y nunca llegó a entrar en combate porque Alemania se rindió antes. De todos modos era un monstruo de 120 toneladas y 13 x 6 metros. Su tripulación era de 27 personas, incluyendo un oficial de transmisiones y dos mecánicos.

Foto: Tankpedia

Panzer VIII Maus

10 metros de largo y 3,67 metros de ancho no superan al K Wagen, pero sus 188 toneladas sí. Solo se construyeron dos prototipos y uno de ellos ni siquiera tenía montada la torreta cuando lo encontraron los rusos. El problema es que, para su tamaño, era tan pesado que colapsaba cualquier puente que intentara cruzar.

Foto: YouTube

Landkreuzer P1000 Ratte

El Landkreuzer no necesitaba puentes. Lamentablemente, el proyecto nunca pasó de la mesa de diseño. Pesaba 1.000 toneladas de las que 300 eran solo munición. Medía 39 x 14 metros y necesitaba dos motores diesel como los que impulsaban los submarinos U-Boot. No es la única referencia marítima. Su cañón doble es el mismo que el que se usaba en los acorazados. Es, en esencia, un acorazado terrestre. Su tripulación era de 41 hombres, y contaba con retrete y hasta su propia enfermería. Nunca se construyó porque era un blanco demasiado fácil para los bombarderos.

Advertisement