Se llama Powershot N y es una de las sorpresas de Canon en el CES de Las Vegas. Incluye novedades que ya habíamos visto antes, como la conexión Wifi y pantalla táctil (se despliega 90º hacia arriba), y otras que no, como el diseño, extremadamente fino y cuadrangular. Y nos gusta por su filosofía, un híbrido a caballo entre cámara compacta y smartphone.

Las dimensiones de la Powershot N lo dicen casi todo: 7,8 x 6 x 3 cm. Más compacto casi imposible. Respecto al "cuerpo" de cámara, es competente: sensor de 12,1 megapíxeles, zoom óptico 8x y micro SD. Sobre el "alma" de smartphone, servicios que permiten subir a Internet cualquier foto desde la cámara. La veremos a la venta a partir del próximo abril por $300 / € 330. [Canon]