Animaciones web de esas que siguen la flechita del ratón allá donde vaya hay muchas. Pero algunas son casi hipnóticas. Y esta es una de ellas. Puedes probarla aquí por ti mismo: en cuanto empieces a mover el ratón por la pantalla no habrá vuelta atrás.

La animación está realmente bien conseguida, sobre todo por el efecto de ondulación del cuerpo de la orca. Claro que si mueves muy rápido el ratón, el pez parecerá más un salmón disfrazado de cetáceo que otra cosa. Aun así, esta orca te va a regalar unos minutos de fascinación online. Asegurado. Solo falta ponerle nombre.