Varios usuarios en el mundo han reportado que su iPhone 6 Plus se dobló al sentarse sobre él durante unas horas o con el simple movimiento llevándolo en el bolsillo delantero del pantalón. Los casos han llevado a todo tipo de surrealistas vídeos de gente apretando su iPhone para poner a prueba el supuesto defecto. ¿Realmente se puede doblar si nos sentamos sobre él? Marc Cieslak, de la BBC, lo ha puesto a prueba en un genial experimento.

Cieslak ha probado a sentarse repetidas veces en un asiento blando y en otro duro, llevando el nuevo terminal en los bolsillos delantero y trasero del pantalón. Después del test, ha pasado todo un día con el teléfono en el bolsillo. ¿Resultado? No, el iPhone 6 Plus no ha sufrido daño alguno.

El propio Cieslak reconoce que la prueba no es nada científica, y que el aluminio es un metal relativamente blando que puede acabar cediendo si le aplicamos la suficiente presión. Y no solo en el iPhone 6 Plus, sino en cualquier móvil relativamente grande y fino. Es obvio. Todo depende de nuestro peso, la fuerza con la que nos sentemos, y sobre qué superficie lo hagamos.

Advertisement

Al final el mejor consejo es que, si queremos evitar daños en nuestro nuevo, caro y extraplano juguete tecnológico, lo cuidemos con una carcasa y no lo llevemos en el bolsillo trasero del pantalón.

Estos otros vídeos explican con más detalle los entresijos del denominado "bendgate":

[vía BBC News]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)