Los accidentes pasan, y la probabilidad de que ocurran suele ser directamente proporcional a nuestras precauciones por evitarlos. Los fabricantes de teléfonos hacen todo tipo de tests para mejorar la durabilidad de sus terminales y hoy hemos encontrado este interesante vídeo donde Samsung tortura inmisericordemente sus Galaxy S4.

El vídeo, realizado por los laboratorios de Samsung Tomorrow, muestra varias pruebas de caída, humedad y temperatura capaces de hacer llorar fuerte a los que tenemos un corazoncito para la tecnología. Por supuesto, y aunque las pruebas parecen bastante reales, a veces basta la más inocente de las caídas para hacer añicos una pantalla. La ley de Murphy no perdona. [Samsung Tomorrow via Engadget]