Todo comenzó cuando le robaron el smartphone a Anthony van der Meer. El suceso llevó al realizador holandés a hacerse una pregunta: ¿Qué clase de persona roba un móvil? Dispuesto a contestarla, instaló una aplicación trampa en un segundo móvil. El resultado se llama Find my Phone.

Para su plan, Van der Meer compró un segundo smartphone e instaló una aplicación llamada Cerberus. Para los que no estén familiarizados con ella, Cerberus es una aplicación de seguridad que va unos cuantos pasos más allá del Find my iPhone de Apple. Se instala en segundo plano en el teléfono y, dependiendo de como se configure, impide actualizar el sistema operativo y no desaparece aunque el ladrón trate de reiniciar el terminal.

El smartphone con Cerberus funciona con normalidad. La aplicación permanece durmiente hasta que detecta una conexión a Internet, momento en el que despierta y permite a su legítimo usuario tomar control del móvil y acceder a su localización. Hasta es posible tomar fotos y vídeo del entorno o grabar sonidos.

Advertisement

Van der Meer ha usado Cerberus para grabar un pequeño documental sobre la vida del ladrón. Resulta muy curioso, no solo desde el punto de vista de la privacidad, sino porque el director del documental reconoce que la idea que se hizo de esa persona a base de espiar sus mensajes, sus fotos y sus idas y venidas era completamente diferente de lo que se encontró cuando lo vio en persona. El vídeo está solo subtitulado en inglés, pero merece la pena verlo. [vía Anthony van der Meer]