¿Dejará Nokia de ser fiel a Microsoft? Cualquier giro es posible, dice su CEO

Nokia está en un punto crítico, tan crítico que si su nueva línea de smartphones Lumia (920, 820 y 620) no despega, podríamos ver un giro en su alianza con Microsoft este año. ¿Hacia dónde? Difícil de decir, pero con todos los fabricantes apostando por dos o más plataformas, no sería de extrañar que Nokia apuntara en la misma dirección.  

Preguntado por esta cuestión en una entrevista con el diario El País, Stephen Elop, consejero delegado de la finlandesa, ha dicho dos cosas. Primero, lo de siempre: que Microsoft es su único socio hoy en día. No piensan en nada más que no sea el éxito de Windows Phone 8. Pero también ha dejado caer esto otro: siempre están pensando en el futuro, en qué viene después, en el impacto de HTML5 y, en definitiva, que "cualquier giro es posible".

En palabras de Elop: "En la guerra actual de ecosistemas, luchamos con Windows Phone. Pero siempre pensamos qué viene después, qué papel juega HTML 5, Android… HTML 5 podría hacer que la plataforma, sea Android, Windows Phone u otra, pierda importancia en un futuro, pero todavía es muy pronto. Hoy estamos comprometidos y satisfechos con Microsoft, pero cualquier giro es posible".

Traducido: si las ventas de Lumia no arrancan, moveremos ficha. ¿Cuál? Solo en Finlandia lo saben. 

Los últimas noticias estos días le han debido dar que pensar a Elop. Samsung ha confirmado que lanzarán móviles con Tizen (antes MeeGo) en 2013; nace Ubuntu Mobile OS; Firefox OS está a punto de llegar a Brasil... Casi todos los fabricantes (Samsung, HTC, Huawei, LG, ZTE...) se han casado con al menos dos sistemas operativos. ¿Por qué demonios Nokia sigue fiel a Microsoft si los de Redmond se acuestan con todos?

Esto podría cambiar en 2013. Especialmente si tenemos en cuenta que Nokia y Microsoft han firmado un acuerdo no-exclusivo, aunque los detalles legales solo los conocen ellos. En smartphones de gama alta, la dirección es clara: Windows Phone. Pero este año podríamos ver móviles Nokia en gama media con otras plataformas más allá de Asha. 

Algo me dice que sí, que ocurrirá. De lo contrario, quedarse de brazos cruzados si las ventas no arrancan sería un suicidio. De momento, lo primero que podríamos ver sería un tablet Nokia con Windows 8. Si después de todo eso Nokia no revive, cambio de rumbo. Elop dirá. [El País]

Foto: Getty Images