Las dive coasters o montañas de caída libre son una categoría especial de montañas rusas que tienen un tramo de descenso completamente vertical para simular una caída libre. Esta es la nueva dive coaster más alta del mundo.

Se llama Valravn, y tiene una caída libre de 68 metros (aproximadamente 24 pisos si contamos que cada piso tiene unos 2,8 metros). El descenso transcurre a 120 kilómetros por hora después de cuatro angustiosos segundos contemplando el paisaje (y pensando en lo que nos espera).

Advertisement

Después de la bajada, los pasajeros de la Valravn, que van con las piernas colgando en el vacío, ejecutan un giro Immelmann y vuelven a caer por otro descenso vertical de 38 metros. Además de ser la nueva montaña rusa de caída más alta, es también la que tiene el recorrido más largo. Este es su trazado simulado en 3D.

Valravn debe su nombre a un cuervo de la mitología danesa que era capaz de convertirse en humano después de devorar el corazón de un niño. El nombre le va que ni pintado teniendo en cuenta que más de uno bajará con el corazón en la boca. La atracción está en el Parque de atracciones Cedar Creeks en Ohio, Estados Unidos, un lugar que ya ostenta varios récords mundiales y que muchos consideran el paraíso de las montañas rusas extremas. Valravn se estrena en 2016. [Theme Park Review vía Cnet]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)