El furor por la impresión 3D no ha hecho más que comenzar, pero un investigador del MIT ya apuesta por lo siguiente: la impresión 4D. ¿Cuál sería esa cuarta dimensión? El tiempo. Skylar Tibbits, arquitecto, ingeniero y profesor del MIT, asegura que en el futuro se podrán crear materiales que se transformen y se adapten automáticamente en el tiempo según las nuevas necesidades. Y para demostrarlo ha creado un material con una impresora 3D que, al ponerlo en contacto con el agua, esta actúa como generador de energía para que el material inicial cambie de forma y función. Según Tibbits, esta idea podría utilizarse en el futuro para construir muebles, coches e incluso edificios.

Skylar Tibbits está buscando ahora socios y fabricantes para explorar esta posible innovación. "Imagina tuberías de agua que se pudieran aumentar o reducir según la necesidad sin tener que excavar el asfalto para cambiarlas", explica a la BBC.

Advertisement

Para la demostración del vídeo de arriba, Tibbits ha trabajado con la firma Autodesk y la compañía de impresoras 3D Stratasys. La idea parece todavía más un concepto de ciencia ficción, pero muchas veces las innovaciones reales comienzan así: con una idea que a priori parece absurda e imposible pero que al final acaba siendo una revolución. [Skylar Tibbits]