Imagen: Getty

Un dentista de Anchorage (Alaska) ha sido acusado de sedar innecesariamente a sus pacientes para maximizar los pagos del seguro. Entre los 17 cargos que se le imputan, destaca una extracción de dientes que realizó mientras se balanceaba sobre un hoverboard.

Según la demanda presentada el lunes, el dentista se grabó operando a un paciente que estaba anestesiado mientras se deslizaba con el patín eléctrico por la consulta; después compartió el vídeo con amigos. El hombre se enfrenta ahora a 17 cargos de fraude, de los cuales 10 son delitos graves.

De acuerdo con una investigación conjunta de la Unidad de Control de Fraude de Medicaid, la Oficina del Inspector General y agentes del FBI y la DEA, el dentista facturó casi 2 millones de dólares en sedación intravenosa que no tendría justificación. El acusado utilizaba este tipo de anestesia con pacientes de Medicaid, el seguro público del Estado, mientras que a los pacientes de seguro privado les inyectaba normalmente anestesia local.

Advertisement

Un ex empleado había alertado a las autoridades del fraude después de que los beneficios del dentista se dispararan. Medicaid paga $170,76 por 15 minutos de sedación intravenosa. Durante la primera mitad de 2015, el dentista ingresó del seguro un promedio de $27.000 al mes. En enero de 2017 le pagaron cerca de $436.000.

El hombre ha perdido su pasaporte en la audiencia por riesgo de fuga y ha tenido que ingresar una fianza de 250.000 dólares en efectivo. [ADN]