Que una de las montañas más altas y espectaculares del mundo cambie de nombre no es un movimiento habitual pero en el caso del Mount McKinley, en Alaska, es precisamente lo que acaba de ocurrir. Ahora se llama Denali, el nombre por el que los nativos llevan conociéndolo desde hace siglos.

Y aunque hasta ahora era el oficial, lo curioso es que la denominación de McKinley prevalente no pudo ser más accidental: la recibió gracias a un buscador de oro a finales del siglo XIX en plena fiebre del oro del río Klondike. Por aquellas fechas William McKinley acaba de presentarse como candidato a la presidencia de Estados Unidos, una aspiración que finalmente consiguió al convertirse en el 25º presidente del país, y ya fuese por fervor político o por mera burocracia la cuestión es que el nombre acabó en los registros oficiales de Estados Unidos.

Advertisement

Denali es el nombre por el que conocen la montaña sin embargo tanto los nativos de la zona como los montañeros que se intentan su ascensión cada año (es la montaña con más desnivel desde la base hasta la cima del mundo, con 5500 metros). La palabra viene de un dialecto atabacano y quiere decir “alto”.

La propuesta de cambio llevaba varios años dando vueltas en el departamento de Interior de Estados Unidos hasta que finalmente y coincidiendo con una visita del presidente Obama a la región se ha hecho finalmente oficial. Bienvenido, Denali.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)