Una de las cosas más básicas que aprendemos de niños es que un líquido se mantendrá en un envase siempre y cuando la parte abierta de este se encuentre en la parte superior. Es algo tan básico y común que incluso se me hace extraño escribirlo, pero este líquido en particular no cree en nuestra lógica ni nuestras leyes de la física, o al menos pareciera ignorarlas.

A través de su canal de YouTube Steve Mould demuestra en uno de sus vídeos las peculiaridades de un compuesto químico en estado líquido que se llama “óxido de polietileno”, el cual básicamente puede derramarse incluso cuando el vaso en el que se encuentra no está completamente volteado, lo que necesitaríamos hacer para verter cualquier líquido normal.

La realidad es que esto no tiene nada que ver con desafiar las leyes de la física sino más bien con la composición química del óxido de polietileno, el cual es un polímero compuestos por largas cadenas de moléculas, lo que le permite actuar así de extraño. Por ello solo es necesario verter un poco el líquido para que se vaya casi todo el envase, o incluso extraerlo usando una jeringa de una forma tan extraña como puedes ver en el GIF anterior. Cosas de la ciencia, supongo. [vía Steve Mould (YouTube)]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.