Foto: Custom media / Shutterstock

El gran problema del Virus de Inmunodeficiencia Humana o VIH, conocido popularmente como virus del SIDA es que muta muy rápidamente. Hasta un único individuo enfermo puede tener diferentes cepas del virus, y los fármacos no las combaten todas. Este nuevo anticuerpo sí lo hace.

El descubrimiento lo ha hecho un equipo de biólogos del Instituto Nacional de la Salud de Estados Unidos y una compañía farmacéutica llamada Sanofi. Se trata de una proteína que imita el funcionamiento de los anticuerpos naturales que hacen a algunos individuos más resistentes a la enfermedad. Los investigadores han logrado replicar estas proteínas y mejorarlas hasta alcanzar una efectividad del 99% cuando la eficacia de los anticuerpos naturales es del 90% en el mejor de los casos.

Advertisement

¿Qué significa esto exactamente? Que las proteínas no solo destruyen el 99% de las cepas del VIH, sino que previenen la infección en sujetos sanos, funcionando como una vacuna. De momento solo se ha probado en monos, pero ninguno de los 24 simios inyectados con el anticuerpo y después con el VIH se han infectado.

El anticuerpo aún tiene que pasar pruebas clínicas con seres humanos, que comenzarán en 2018. Si mantiene la misma efectividad, podríamos estar por fin ante una solución definitiva a la enfermedad. [vía BBC]