Un grupo de ingenieros y científicos dirigidos por Ara Nefian, investigador del Grupo de robótica en el Centro Ames de la NASA se ha embarcado en una misión muy particular: lograr medir con absoluta precisión el tamaño y forma de los pechos femeninos. El objetivo no es otro que desarrollar un sistema que permita confeccionar el sujetador perfecto para cada mujer, y parece que lo han conseguido.

El proyecto se llama ThirdLove y es una aplicación móvil desarrollada en exclusiva para una nueva compañía dedicada a confeccionar lencería íntima femenina a medida. El software aún está en fase beta y lo que hace es convertir la cámara del móvil en un preciso instrumento de medición. Para ello, la cliente debe seguir las instrucciones que va dando el programa y enfocar sus pechos desde un montón de ángulos distintos.

Ninguna dama que se precie se fiaría si una aplicación móvil le pide fotografiarse el pecho desnudo, pero ThirdLove es una empresa muy seria en la que sus fundadores, Dave Spector y Heidi Zak (su esposa) han invertido ya más de 5,6 millones de dólares. Tras la sesión de medición con el teléfono, Thirdlove no registra ninguna imagen que pueda ser aireada sin permiso. Lo que guarda son las medidas exactas del busto de la usuaria para aplicarlas a cualquiera de los sujetadores que ella elija de su tienda online. La confección de cada prenda se hace a medida según estas medidas, y las voluntarias que han probado ya esta aplicación la califican de 'mágica'.

Aún no hay una fecha prevista para el lanzamiento de Thirdlove al gran público. Las interesadas pueden registrarse en su web para solicitar una descarga de la beta. [Thirdlove vía FastCompany]

Foto: simon johnsen / Shutterstock