Explosión de una prueba nuclear de 1958 recientemente desclasificada como parte de la Operación Hardtack (YouTube)

Entre 1945 y 1962, Estados Unidos llevó a cabo 210 pruebas nucleares atmosféricas —el tipo que causa nubes de hongo. En 1963 se prohibieron las pruebas nucleares sobre el suelo, pero hay miles de grabaciones que llevan tiempo pudriéndose en bóvedas secretas de todo el país.

Ahora puedes verlas en YouTube.

Advertisement

Greg Spriggs, físico de armas del Laboratorio Nacional de Lawrence Livermore (LLNL), ha convertido en una misión personal preservar las 7.000 películas conocidas, muchas de ellas literalmente descomponiéndose ocultas al público mientras seguían estando clasificadas.

Según el LLNL, este proyecto de cinco años ha sido tremendamente exitoso. Aproximadamente 4.200 películas han sido ya escaneadas y alrededor de 750 acaban de desclasificarse. 64 de las películas desclasificadas se han subido hoy a YouTube en lo que Spriggs llama un “conjunto inicial”.

“Se puede oler el vinagre cuando se abren las latas. Es uno de los subproductos del proceso de descomposición de estas películas”, explica Spriggs a Gizmodo.

Advertisement

Advertisement

“Sabemos que estas películas están a punto de descomponerse hasta volverse inútiles”, dice Spriggs. “Los datos que estamos recopilando ahora deben ser preservados en formato digital, porque no importa lo bien que se traten las películas, no importa lo bien que las conservemos o las almacenemos, se pudrirán. Están hechas de material orgánico, y el material orgánico se descompone. Así que eso es todo. Llegamos a este proyecto justo a tiempo para guardar los datos”.

Es una carrera a contrarreloj, Spriggs calcula que necesitarán al menos otros dos años para escanear las películas restantes. La desclasificación de las restantes 3480 películas, proceso que requiere revisión militar, tardará aún más.

“Es increíble cuánta energía se libera”, comenta Spriggs. “Esperemos no tener que volver a usar un arma nuclear nunca más. Creo que si capturamos la historia de esto y mostramos cuál es la fuerza de estas armas y cuánta devastación pueden causar, entonces tal vez la gente será reacia a usarlas”.