Si piensas que las Pinball son de esas máquinas que se construyen en serie sin intervención de un ser humano, estas equivocado. El proceso requiere de mucha paciencia, ya que la mayoría de sus partes son ensambladas a mano. Al grado que podría considerarse artesanal.

Stern Pinball es la compañía encargada de convertir más de 3.500 piezas y 800 metros de cable en una máquina Pinball de la serie The Walking Dead. Llevan más de 80 años haciéndolo y el cableado, el tablero y todas las piezas aún se miden y colocan a mano para asegurar su buen funcionamiento. En su fábrica, en Chicago, Estados Unidos, fabrican la impresionante cantidad de 100 máquinas al día.

Advertisement

Además, los programadores necesitan miles de horas para desarrollar el gameplay de cada modelo. Al final, cada máquina se juega para verificar que funcione bien y no tenga defectos de fabricación. Abajo el vídeo con el proceso completo. [vía The Awesomer]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)