Reconstrucción artística del Spiclypeus shipporum. Museo Natural de Canadá

Lo normal es que los paleontólogos tengan que desplazarse a remotas regiones para hallar restos fósiles. A Bill Shipp no le ha hecho falta. Este físico nuclear aficionado a la paleontología ha hallado huesos de dinosaurio en el jardín de su propia casa en Montana y no solo eso. Lo que ha encontrado es una nueva especie de Triceratops.

Shipp comenzó a hallar huesos desconocidos en 2005, así que los remitió al departamento de paleontología del Museo Natural de Canadá. Han sido necesarios 10 años para extraer e identificar todos los huesos hallados, que corresponden a una nueva especie emparentada con el triceratops y que se ha dado en llamar Spiclypeus shipporum.

Advertisement

El espécimen, conocido por el equipo e paleontólogos como Judith en honor al río cercano al donde se ha hallado, tiene 80 millones de años. Su mayor particularidad es la corona que rodea a su cráneo, que está rodeada de gruesas púas defensivas que apuntan en todas direcciones.

Reconstrucción del cráneo de Judith. Museo Natural de Canadá

El análisis de los huesos ha revelado que el animal estaba enfermo cuando murió y que, de hecho, padecía algún tipo de artritis producto de la edad. El espécimen comenzará a exhibirse la próxima semana como parte de la exposición permanente del Museo Natural de Canadá. [Museo Natural de Canadá vía AP]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.