Un equipo de astrónomos acaba de encontrar dos nuevas estrellas en la misteriosa zona conocida como halo galáctico de nuestra Vía Láctea. El hallazgo podría redefinir completamente nuestra idea sobre la formación de galaxias como la que acoge nuestro hogar en el cosmos.

El halo galáctico es una región bastante poco conocida que rodea las galaxias espirales como nuestra Vía Láctea. Hasta ahora se creía que la región estaba formada por gas interestelar, estrellas ancianas como las enanas marrones, y materia oscura. Sin embargo, un equipo de astrónomos dirigido por John Bochanski ha confirmado a Sploid el hallazgo de dos gigantes rojas: ULAS J0744+25, a 775.000 años luz de la Tierra, y ULAS J0015+01, a 900.000 años luz. Las estrellas están tan lejos de nuestra galaxia que, si miráramos hacia la Vía Láctea desde la órbita de cualquiera de ellas, veríamos algo parecido a esta imagen.

En su lugar y por citar una comparación la Vía Láctea, vista desde la Tierra, tiene este soberbio aspecto.

Lo extraño de ambos objetos es que, pese a que están a una distancia enorme de la Vía Láctea, están asociados a ella. Bochanski y su equipo ha considerado la posibilidad de que ambas estrellas hubieran abandonado nuestra galaxia de alguna forma pero, tras calcular su velocidad, han comprobado que es menor que la velocidad de escape necesaria para abandonar la Vía Láctea.

Advertisement

Hasta ahora se conocían siete estrellas a más de 400.000 años luz y que no pertenecieran, aparentemente, a ninguna galaxia. Su observación es complicada, porque los grandes telescopios están pensados para mostrar galaxias lejanas, u objetos cercanos, pero no estrellas solitarias en el espacio intermedio entre galaxias.

Haberlas encontrado significa que, o bien los astrónomos han tenido un golpe de suerte realmente raro, o hay muchas más. Si Bochanski y su equipo encuentran más, el hallazgo confirmará que nuestros modelos teóricos de formación de galaxias están bastante equivocados. Como suele decirse, cuanto más conocemos sobre el universo, más nos damos cuenta de lo poco que sabemos. [vía Sploid]

Portada: Panorámica nocturna de la Vía Láctea vista desde la plataforma de Paranal, Chile, hogar del telescopio gigante del ESO. Foto: ESO, bajo licencia Creative Commons.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)