Hay personas a las que les da alergia aplaudir. O salir a correr. O circular por una carretera llena de baches. Tienen “urticaria vibratoria”, un extraño trastorno que hace que su piel se hinche o se enrojezca justo después de experimentar las vibraciones de estas actividades rutinarias. Ahora conocemos su origen.

Advertisement

Un equipo de investigadores del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos ha descubierto la base genética de la enfermedad: una mutación común en el gen ADGRE2. Sólo hizo falta estudiar el genoma de 36 personas, que pertenecían a diferentes generaciones de tres familias distintas. Algunos sufrían de urticaria vibratoria y otros no: la mutación de ADGRE2 aparecía en los primeros.

El gen ADGRE2 consta de dos subunidades proteicas unidas químicamente. Una de ellas se encuentra en la superficie exterior de los mastocitos (células del sistema inmune que regulan los procesos inflamatorios y alérgicos) y la otra en la membrana celular. En las personas afectadas, cualquier vibración consigue que las subunidades se separen, lo que hace que los mastocitos liberen las sustancias químicas que causan urticaria y otros síntomas alérgicos.

Advertisement

A pesar de pueda accionarse en infinidad de situaciones, la alergia a las vibraciones no es peligrosa. En la mayoría de los casos sólo provoca ronchas y picazón. También pueden causar dolores de cabeza, visión borrosa y fatiga, pero los síntomas desaparecen al cabo de una hora. [NIH vía Motherboard]

Imagen: jaboo2foto / Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)