La contaminación por plástico es una de las formas más descaradas en las que nos estamos cargando el planeta. Pero la comunidad científica tiene noticias al respecto. Un equipo de químicos ha desarrollado un nuevo método para convertir el polietileno —el plástico más común — en combustible diésel.

Cada año se producen cerca de 100 millones de toneladas de polietileno para fabricar cosas tan dispares como envoltorios de plástico o enormes tuberías de agua. Es el polímero más sencillo, compuesto por una larga cadena de átomos de carbono e hidrógeno. También es químicamente inerte, por lo que puede tardar cientos o miles de años en degradarse. Podemos quemarlo, pero además de requerir mucha energía, es un proceso tan contaminante como dejarlo estar.

Advertisement

Advertisement

¿Cómo podemos deshacernos del plástico? Si demuestra ser escalable, el método descrito en la revista Science Advances podría ser la solución. Un grupo de investigadores de la Academia China de las Ciencias consiguió degradar el polietileno a una temperatura de 150º C —mucho menos de lo que se requiere normalmente— añadiendo un catalizador de iridio a la reacción. Este compuesto organometálico está disponible comercialmente y puede debilitar los enlaces químicos de la cadena de polietileno para acelerar su descomposición.

“[Los subproductos producidos por la reacción] son mucho más limpios que los obtenidos en métodos convencionales [de combustión]”, explica el químico orgánico Zheng Huang a Gizmodo. Estos productos pueden ser utilizados como combustible líquido, como demostró el equipo de Huang con pequeñas muestras de bolsas de plástico, botellas y envases de comida.

Ahora el desafío está en escalar el proceso desde unos gramos de plástico a varias toneladas de residuos. Esto dependerá de la eficiencia del catalizador. Por ahora saben hacerlo con 30 partes de plástico por cada parte de catalizador, lo que no es suficiente para comercializar el producto. “Queremos diez mil a uno, o un millón a uno”, dice Huang. Los científicos están buscando la manera de reemplazar el iridio, que es un metal precioso de la familia del platino, para abaratar los costes del proceso. [Science Advances]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.