Ahí va la técnica más surrealista para robar las fotos, agenda de contactos o historial de navegación de un móvil Android versión 4.0: meterlo en el congelador. Funciona, al menos con los Samsung Galaxy Nexus. Una firma de seguridad informática alemana ha descubierto que congelando el móvil a -10º durante una hora y conectando y desconectando la batería varias veces, permite acceder a un modo vulnerable del sistema operativo en el que, tras instalarle un software, se puede copiar la agenda de contactos, las fotos y más información privada. En esta página explican paso a paso, y con fotos, cómo hacerlo.

Cuando Google lanzó la versión 4.0 de Android, Ice Cream Sandwich, lo hizo con un sistema de cifrado aleatorio de los datos para proteger la información de los usuarios en caso de ataques. Sin embargo, el grupo de investigadores alemanes ha desarrollado un software llamado (muy apropiado) Frost que, tras congelar el móvil, permite saltarse el sistema de cifrado y copiar en un ordenador los datos sensibles.

Es imposible hacer un sistema operativo 100% seguro, siempre van a existir formas de reventarlo. Pero tal vez esta sea la más extraña (y efectiva) descubierta hasta ahora. Si quieres probar, aquí tienes las instrucciones paso a paso y los enlaces para descargarte el software Frost. [FAU vía BBC]