El período Cretácico no tuvo que ser una época muy hospitalaria. A la larga lista de grandes dinosaurios carnívoros deambulando por la Tierra se suma hoy el descubrimiento de una nueva especie extinta de cucaracha depredadora que cazaba otros insectos para alimentarse.

La nueva especie se ha bautizado como Manipulator modificaputis en honor a sus patas delanteras más largas para perseguir y retener presas. El cuello fino permitía a la cucaracaha mover la cabeza con mucha libertad de una manera parecida a las mantis religiosas. En cierto modo, el ejemplar es casi como un cruce entre una mantis y una cucaracha actuales. Tiene sentido, porque ambas especies están emparentadas, aunque ninguna de las variantes depredadoras de cucaracha han llegado hasta nuestros días. Los investigadores creen que esta cucaracha cazaba de noche.

El descubrimiento del insecto se lo han atribuido Peter Vršanský, del Instituto Geológico de Bratislava, en Eslovaquia, y por Günter Bechly del Museo de Historia Natural de Stuttgart, en Alemania. Ambos han examinado un ejemplar del Manipulator modificaputis excelentemente conservado en una bloque de ambar extraído de la mina Noije Bum, en Birmania.

Advertisement

La cucaracha abres la primera de una nueva familia desconocida hasta ahora, pero puede que no sea la única. Noije Bum es un importante yacimiento en el que ya han aparecido decenas de nuevas especies. [Geologica Carpathica vía New Scientist]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)