Foto: G. al Faqeer / Bulletin of the American Schools of Oriental Research

Petra es uno de los enclaves arqueológicos más fascinantes del mundo antiguo. La ciudad excavada en las paredes de roca del desierto de Jordania sigue dando sorpresas. La última es un monumento enorme semienterrado en la arena que estaba a apenas 800 metros del centro del enclave, pero en el que nadie había reparado hasta ahora.

Fotos: Q. Tweissi / / Bulletin of the American Schools of Oriental Research

La estructura en cuestión es una plataforma rectangular del doble del tamaño de una piscina olímpica junto a una escalinata y los restos de antiguas columnas y una pequeña edificación. Aunque algunos de los restos eran visibles desde el suelo, la formación completa pasaba completamente desapercibida. Si se ha descubierto ha sido gracias a nuevas fotos de satélite en alta definición.

Los arqueólogos aún no están seguros de ante qué tipo de monumento nos hallamos exactamente, pero las primeras excavaciones en la zona han localizado ya restos de cerámica de la misma época que la ciudad. Los restos confirman que se trata de una construcción de los primeros tiempos de Petra, concretamente del siglo II antes de Cristo, cuando los nabateos erigieron la mayor parte de grandes edificaciones civiles en Petra.

Advertisement

Advertisement

La estructura se ha descubierto gracias al proyecto de Sarah Parcack, directora del Laboratorio de Observación Global de la Universidad de Alabama. Parcak ha puesto a disposición del público general miles de imágenes de satélite en alta definición que permiten analizar el terreno en busca de rasgos distintivos de antiguas civilizaciones. El proyecto está siendo utilizado para rastrear la costa de Canadá en busca de posibles asentamientos vikingos, y para localizar nuevos yacimientos en Egipto. [Bulletin of the American Schools of Oriental Research vía Mentalfloss]

Turistas visitando la ciudad de Petra a la luz de las velas. Foto: Wikimedia Commons

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.