Arqueólogos japoneses han descubierto una figura de 30 metros de longitud en el desierto de Nazca. De entre 2000 y 2500 años de antigüedad, el geoglifo representa algún tipo de animal mitológico con la lengua fuera y un buen montón de patas. Se cree podría estar vinculado a un importante centro ceremonial.

El mismo equipo había descubierto decenas de dibujos nuevos por la misma zona en julio de 2015 mediante el uso de escáneres 3D. Esta vez consiguieron divisar la figura mientras caminaban sobre la meseta de Nazca, a 12 kilómetros de los geoglifos más conocidos. “Se encuentra en una pendiente, por lo que puede ser identificado a nivel del suelo”, explica Masato Sakai, el arqueólogo que dirige la investigación.

Foto: Discovery News

Las famosas líneas de Nazca fueron trazadas por la cultura preincaica del mismo nombre hace más de 2.000 años. Los geoglifos se encuentran en las Pampas de Jumana, dentro de uno de los desiertos más áridos del mundo. Son cientos de figuras geométricas y dibujos de animales que se pueden apreciar a cierta altura, desde el aire o en las colinas circundantes.

Advertisement

Advertisement

La cultura nazca se desarrolló en Perú entre el siglo I a. C. y el siglo VII d. C. Se estima que el nuevo hallazgo data del periodo tardío de los paracas (años 400 a 200 a. C.) puesto que fue creado con una técnica distinta a la mayoría de las líneas de Nazca. Los motivos de los últimos paracas se encontraban en la pampa desde antes de la creación de los geoglifos más famosos.

La figura está bastante erosionada, por lo que será difícil entender qué representa. “Desde el punto de vista científico, el geoglifo no aporta mucho”, señala Johny Isla, responsable del Patrimonio de Nazca del ministerio de cultura peruano. Desde mi punto de vista, habría que estudiar ese inquietante parecido con Cthulhu, ¿no? [vía Discovery News]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.