Investigadores de la Universidad de Hawái han descubierto una nueva especie de pez viviendo a una profundidad en la que hasta ahora se desconocía que pudieran habitar: a más de 8.000 metros bajo el agua. Se trata de un tipo único de pez baboso jamás filmado hasta ahora.

Los conocidos como peces babosos, de la familia Liparidae, son capaces de vivir en condiciones extremas a grandes profundidades, sin luz y escaso alimento. La especie a mayor profundidad que se había detectado fue a 7.700 metros, pero ahora una expedición a la Fosa de las Marianas, la más profunda del mundo (casi 11 km de profundidad), ha logrado filmar esta nueva especie desconocida a 8.143 metros:

Su forma es bastante inusual en comparación con otros peces babosos. Su cuerpo no es tan alargado, cuenta con aletas translúcidas y una cola similar a la de las anguilas con la que se impulsa con lentitud. El descubrimiento lo han realizado Jeff Drazen y Patty Fryer, de la Universidad de Hawái, a bordo de un barco del Schmidt Ocean Institute y utilizando vehículos robóticos sumergidos a esas profundidades. Servirá para conocer mejor cómo se desarrolla la vida en condiciones tan extremas en nuestro planeta. [Schmidt Ocean Institute vía NewScientist]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)