El Monte Olimpo es el volcán más llamativo de Marte, y también el mayor conocido hasta ahora en el Sistema Solar. Sin embargo, científicos del centro aeroespacial NASA Goddard creen que este gigante de más de 23 kilómetros de altura no es el mayor volcán del planeta. Hay otros, y pueden haber sido los responsables de que Marte ya no sea apto para la vida.

El descubrimiento se ha producido en una zona llamada Arabia Terra, y la razón de que esos volcanes no hayan sido vistos hasta ahora es que apenas sobresalen del terreno. Se trata de calderas masivas pero con poca elevación como la que hay bajo el Parque Nacional de Yellowstone, en Estados Unidos.

Advertisement

Hace 642.000 años, Yellowstone voló por los aires en una erupción que se calcula que catapultó 1.000 kilómetros cúbicos de lava y ceniza a la atmósfera y provocó un cambio climático general en todo el planeta.

Foto (Yellowstone): University of Aberdeen

Jacob Bleacher y Joseph Michalski, del Instituto de Ciencias Planetarias de Tucson, Arizona, opinan que lo que se creía que eran marcas dejadas por gigantescos meteoritos en Arabia Terra pueden ser, en realidad, antiguos supervolcanes cuyas erupciones alteraron dramáticamente la posibilidad de vida en Marte.

Advertisement

La violencia de las erupciones hace que los bordes de estos cráteres sean irregulares y apenas tengan altura. El Monte Olimpo, por contra, se formó a lo largo de miles de años de pequeñas erupciones que acumulaban capas y capas de lava. Por el tamaño de las calderas, Bleacher y Michalski calculan que estos volcanes pudieron haber escupido entre 4.600 y 5.700 kilómetros cúbicos de Lava y cenizas. Esto explicaría también la abundancia de rocas sulfurosas en una zona en la que se creía que no hubo actividad volcánica.

En noviembre, la NASA tiene previsto enviar la sonda orbital MAVEN a analizar más en profundidad la atmósfera marciana. Eso y fotografías más detalladas de la zona ayudarán a arrojar luz sobre estos presuntos asesinos de la vida en el planeta rojo. Os dejamos con un vídeo de Nature sobre los supervolcanes marcianos. [New Scientist vía Nature]

Foto (interpretación artística del MAVEN): NASA / GSFC

Foto de portada (Volcán en Hawaai): Radoslaw Lecyk / Shutterstock