Deshazte de las aplicaciones nativas de iOS 7 con este truco

iOS 7 es un sistema operativo estupendo pero, honestamente, no he utilizado la aplicación de Bolsa en mi vida, y sospecho que no soy el único. El sistema operativo de Apple viene con una serie de aplicaciones de fábrica que no se pueden desinstalar y acaban olvidadas en una carpeta. Pues bien, hay un truco para hacerlas desaparecer del escritorio.

¿Qué necesitamos?

El truco aprovecha un comportamiento extraño de los iconos cuando se reposicionan desde una pantalla a otra. Para que funcione, necesitamos tener la página principal del dispositivo llena de iconos. No hace falta que tengamos más iconos en otras pantallas, pero la principal debe estar completamente llena. Además, necesitamos que en la pantalla haya por lo menos una carpeta. Da igual el contenido.

Cómo se hace

  • 1.-Arrastramos el icono de la aplicación que queramos hacer desaparecer al dock de la parte inferior de la pantalla y la dejamos ahí. Para este ejemplo vamos a utilizar la aplicación nativa de correo Mail.

Deshazte de las aplicaciones nativas de iOS 7 con este trucoS

  • 2.-A continuación pulsamos la aplicación con el dedo y, sin soltar, hacemos doble click sobre el botón físico principal del dispositivo. Para que funcione hay que hacerlo bastante rápido y no dar tiempo al sistema a que active la función de editar la parrilla de iconos. Sabremos que lo hemos hecho bien porque se activará el gestor de aplicaciones en multitarea.
  • 3.-Volvemos a la primera pantalla. Si lo hemos hecho bien, el icono a eliminar aparecerá un poco más grande y en otro tono. Si no es así es que no hemos hecho doble click lo bastante rápido. Volved al punto uno.

Deshazte de las aplicaciones nativas de iOS 7 con este trucoS

  • 4.-Si el icono aparece más grande, seguimos con el truco y entramos en la carpeta que habíamos dejado previamente en esa página. Después salimos de ella de manera normal. El icono ahora debería de aparecer aún más grande.
  • 5.-Pulsamos el botón principal otra vez y listo. El icono desaparece definitivamente de nuestra vista.

Lo mejor del truco es que las aplicaciones no se desinstalan del equipo. Sólo es el icono el que desaparece de la vista. Si hacemos una búsqueda por el nombre de la aplicación podemos encontrarla y utilizarla con normalidad. El único problema es que, si reiniciamos o restauramos el terminal los iconos vuelven a aparecer al final de los que ya tengamos. En cualquier caso, el truco es facil de hacer una vez se ha hecho la primera vez, así que no hay más que repetirlo para satisfacer nuestras manías estéticas. En este vídeo el usuario de Youtube MacMixing lo describe en inglés. [AppAdvice]