Imagen: AP

La sede de PREPA Networks en Isla Verde, Puerto Rico tiene una gran importancia para todos los usuarios de teléfono móvil en el país. No solamente es el edificio de una de las principales proveedoras de fibra óptica de Puerto Rico encargada de proporciona infraestructura a todas las compañías telefónicas, sino que también tiene una función mucho más valiosa: es el punto de llegada de todos los cables de fibra óptica submarinos de todas las compañías que dan servicio móvil a la isla.

Los cables de fibra óptica son tremendamente importante para cualquier país, ya que procesan y transmiten llamadas, páginas web, correos electrónicos, etc. y proporcionan servicio a los móviles. Sin embargo, cuando el huracán María tocó tierra en Puerto Rico, dañó la fibra óptica, inundó la sede de PREPA Networks y también destrozó a un 80% de las antenas (que se comunican con la red de cables) de los proveedores telefónicos de la isla.

Advertisement

Esto resultó en una situación insólita y delicada: después del huracán María, Puerto Rico se quedó con solamente un hilo de fibra óptica para todo el país.

“Si ese hilo de fibra óptica que se comunica con todos los demás se nos va, ahí sí que todo Puerto Rico se queda sin comunicación celular” afirmó Sandra Torres, presidente de la autoridad que regula la industria de telecomunicaciones de la isla, al diario El Nuevo Día. “Así de delicado está el sistema”.

Se dice en el mundo tecnológico que nadie se preocupa por los cables submarinos hasta que se malogran (que es cuando la mayoría experimenta las consecuencias). Esto es exactamente lo que ha pasado en Puerto Rico, donde todas las empresas tienen su infraestructura en el mismo sitio. Algo similar pasó en África en 2012. En ese caso, dos accidentes de barco dañaron a dos de los tres cables principales de fibra del país.

No es inusual que haya problemas con los cables de fibra óptica, que suele resultar en conexiones lentas o una falta de conexión. Según Wired, un 60% de los problemas con los cables se deben a las anclas o las redes de pesca. También surgen problemas de desastres naturales y tiburones. Aún así, el sistema de fibra óptica ha cambiado profundamente nuestra conectividad y no es probable que se cambie el sistema por algo diferente.

Advertisement

Torres le comenta a El Nuevo Día que su organización siempre había sostenido que era mala idea tener todos los cables de las empresas en un mismo sitio y que esta experiencia les ha informado que tienen que buscar alternativas.

PREPA Networks anunció el sábado que su centro de operaciones en Isla Verde volvía a ser operativo al 100% y que estaba trabajando para restablecer el servicio. La empresa logró este fin de semana restaurar la red de fibra óptica principal que proporciona servicio a la zona metropolitana. El presidente de la empresa, José Casillas, afirmó que PREPA Networks estaba trabajando para poder proporcionar servicio a hospitales, la policía, bomberos y agencias de servicios esenciales.

Casillas declaró que la infraestructura de fibra había sufrido daño extremo y que las autoridades de energía y proveedores de telecomunicaciones del país se enfrentaban a un reto “sin precedentes”.

[El Nuevo Día]